Una de las consultas frecuentes que suelen recibir las clínicas de estética en Badajoz se refiere a los hilos tensores: sus ventajas, inconvenientes y cuándo usarlos.

Los hilos tensores, hilos mágicos, japoneses o rusos son filamentos finos, como un cabello, fabricados con un material que no genera alergias ni rechazos y es reabsorbible por nuestro organismo. Su colocación no requiere anestesia ni hospitalización ni necesita sutura. Puede utilizarse anestesia local y no es dolorosa ni invasiva. Proporciona un efecto lifting de forma inmediata aunque es menos duradero que aquel y mantiene la expresividad natural del rostro.

Las clínicas de estética en Badajoz te los recomiendan si deseas contrarrestar la flacidez o elevar ciertas partes de tu cuerpo o del rostro. También se utiliza si quieres mitigar los efectos de las primeras arrugas. Presenta la ventaja añadida de activar la microcirculación de la zona tratada y estimula la producción de colágeno y elastina, que mejoran la sujeción de tus tejidos.

Sus efectos duran un tiempo limitado: entre un año o dos según los materiales de los que estén hechos. El cuerpo los reabsorbe en mucho menos tiempo pero sus efectos son más duraderos. Existen varios tipos según el problema que desees resolver. Será tu médico el que te informe de los más adecuados.

Se utilizan tanto en el rostro como en el cuerpo. En el rostro, te pueden ayudar para elevar las cejas y las mejillas, alisar las arrugas de la frente y del entrecejo, la zona de los ojos y párpados, las pequeñas arrugas labiales, el cuello, etc.

En el cuerpo, los puedes considerar para difuminar las arrugas del escote, eliminar la flacidez de los brazos y muslos, elevar los glúteos y el pecho, etc.

En Fabián Mirón Medicina Estética esperamos que esta información te haya resultado útil y hayamos resuelto algunas de las dudas que los hilos tensores pueden suscitar.